Entorn

El pueblo medieval de Gironella recibe el nombre de “la Perla del Llobregat” por su encanto histórico. Con el río Llobregat como protagonista de su paisaje, su núcleo antiguo se revela con todo su esplendor desde el “Pont de les Eres”.

Las calles adoquinadas de su casco antiguo, plagado de callejuelas y lugares interesantes, merece un paseo tranquilo para visitar la iglesia parroquial de Santa Eulàlia, el Pont Vell (s.XIV), la colonia Cal Metre o la Torre del Reloj. Las Colonias textiles de Viladomiu Vell y Viladomiu Nou pueden ser visitadas también siguiendo la “Ruta de las Colonias”.

Algunas de las habitaciones del Hostal 1888 disfrutan de vistas al río o al centro histórico de Gironella. Este hotel con encanto tiene una ubicación ideal en la calle principal de Gironella, la Avenida de Cataluña, a sólo 10 min del centro de Berga, la capital, y muy cerca de atractivos turísticos de la comarca del Berguedà como el Pantano de La Baells, el Pedraforca o el Museo de las Minas de Carbó, entre muchos otros.